La ciencia está de moda en televisión. Cada vez son más los programas en los que las cámaras y los focos dejan paso al nitrógeno líquido y al ácido sulfúrico. Una mezcla delicada, que obliga a los profesionales de los medios de comunicación a ponerse una pantalla de protección y a los científicos a entender las normas tanto del periodismo, como del lenguaje visual. ¿Quieres conocer los secretos de la comunicación científica?