Rol para noobs y no tan novatos en TLP Tenerife 2015

Cabalga por lomas de hierba hasta perderte en reinos antiguos, invade constelaciones de perseidas, baila con diosas impías y alza al crepúsculo una jarra de sangre en tabernas vacías. Cuando los dados rueden sabrás tu suerte, tu destino, marcando el rumbo del camino.

Los juegos de rol se oficializaron a partir de los años 70’s. En 1974 se publicó Dungeos & Dragons (Dragones y Mazmorras), un nuevo modelo de juego donde las habilidades interpretativas y la imaginación eran vitales para la progresión de una historia con elementos épico-fantásticos. Actualmente “hay tantos tipos de partida como tipos de director de juego y jugadores”, cuenta Javier Cayero, uno de los administradores del grupo público de Facebook Comunidad Rolera de Canarias.

Dungeons & Dragons es un juego de fantasía medieval, pero hay otros como Aquelarre o La leyenda de los cinco anillos; el primero es de historia medieval de España y el segundo, de cultura del Japón feudal”. También existen de vampiros, como La Mascarada, o de Star Wars, de misterio, de zombies… de todo lo que uno pueda imaginar. Incluso se pueden crear partidas de rol propias.

“El rol cumple una función social”, explica Javier, “hacer amigos, conocer gente nueva, fomentar la expresión oral y escrita, así como la comunicación y el trabajo en equipo”. Habla del rol de mesa, el tradicional donde son necesarios un pequeño –o gran– grupo de personas que encarnen a unos personajes, un director de juego (máster) que dirigirá la partida y, por lo general, unos cuantos dados. “Las tiradas de dados sirven para salir de diferentes situaciones complicadas, pero hay que usarlos lo menos posible”, otorgan un componente de azar que no se consigue únicamente con la narración.

Hay muchísimos tipos de juego. Las partidas que duran una tarde son habituales, pero hay otras que requieren de gran dedicación porque pueden alargarse meses e incluso años; son las llamadas ‘campañas’. También se dan sesiones improvisadas y otras donde cada detalle del personaje a interpretar debe estar detallado previamente en la ficha. “Las fichas de personaje sirven para saber los puntos fuertes y débiles de tu personaje, que se van mejorando a medida que avanza la partida”. Hasta los dados cambian en función del sistema de juego, “mi favorito es el sistema con dados D10 –diez caras– pero el más fácil y sencillo es el sistema D20”, comenta Javier.

Para aquellos interesados que nunca hayan probado una partida, Javier aclara que “no hace falta experiencia previa”. En su caso, “empecé a jugar en la tienda ‘Laberinto’, a los catorce años. Me trae muy buenos recuerdos”. Añade que no hay un rango de edad establecido, “encontramos roleros de cuarenta años y roleros de trece”. La mejor forma de iniciar a un principiante es “con una sesión corta y lo más amena posible”, es responsabilidad del máster “mimar al novato para que coja ritmo”.

Javier considera que el rol “puede interesar a todo el mundo, pero hay un gran desconocimiento del mismo”. Desde su aparición se han dado rumores sobre sus supuestos ‘peligros’: jugadores que se vuelven locos y terminan asumiendo la personalidad de sus personajes, u otros desvaríos. “Mucha gente cree todavía que el rol es dañino y perjudica a los individuos que lo juegan. Otros piensan que es infantil, y otros que somos una secta”, comenta Javier mientras limpia el cuchillo con el que acaba de hacer un sacrificio de sangre. El estereotipo que la sociedad suele tener de los jugadores de rol es de marginado antisocial y recluido, nada tan distante de la realidad, “si fuéramos antisociales no jugaríamos con más personas”, se ríe despreocupado. Al final no es más que un hobby con el que pasar un buen rato.

Comunidad Rolera de Canarias tiene un hueco reservado esta TLP Tenerife 2015. “Todo se llevará a cabo en la Game Zone de Summer-Con. Podrán pedir información allí mismo”. Javier habla con orgullo del aumento de la presencia del rol en TLP Tenerife, “Lo que empezó como meras partidas nocturnas para descansar la retina de los ordenadores, se está convirtiendo en una gran oferta de rol, que año tras año va siendo más amplia e importante”.

Define la asociación como “una apuesta innovadora y sin ánimo de lucro” donde todos están invitados a entrar. Pues para Comunidad Rolera de Canarias “el objetivo es que nadie se quede sin jugar”.