¿Cómo reconocer a un «telepero»?

Si imaginas que un “telepero” es el típico friki de gafas de pasta, te equivocas. El perfil del participante de TLP Tenerife se ha construido año tras año, con el paso de las ediciones y con la edificación de la memoria colectiva.

Durante 6 días, 2000 personas conviven durante las 24 horas del día compartiendo historias, experiencias y grandes momentos, pero todos unidos por la misma pasión: la tecnología.

Si esta es la primera vez que participas en TLP Tenerife, te invitamos a sumergirte de lleno en esta experiencia única. Si TLP Tenerife 2017 no es tu primera edición, todo lo que te contaremos a continuación te sonará bastante conocido y además reavivará el ansia de despertar tu espíritu telepero.

  • Un verdadero telepero lleva meses preparándose para ese momento de tensión en el que debe poner en práctica todas sus habilidades y así conseguir una de las 2 mil preciadas entradas para TLP Tenerife. Ese día hasta los planetas deben estar alineados para combinar la velocidad de conexión y su rapidez de tecleo. Este año las entradas se agotaron en tiempo record. Dos minutos bastaron para que -literalmente- volaran las entradas estándar, mientras que las premium se agotaron en tres minutos.
  • Si ves a alguien en pleno julio, por Santa Cruz de Tenerife, equipado como para ir de camping pero con una silla y una torre de ordenador, lo más seguro es que se trate de un telepero. Son 6 días en los que su nuevo hogar será el Recinto Ferial, para eso es necesario llevar: suficiente ropa cómoda, artículos de aseo personal, bolsa para dormir, ordenador, cascos, ratón, micrófono, consolas, regletas, cargadores de dispositivos, ¡ventilador!… y todo lo que les haga sentir como en casa.
  • A un telepero NUNCA se le olvida incluir el bañador entre sus cosas para ir a darse un chapuzón en el Parque Marítimo durante los ratos libres.
  • Un telepero sabe que debe llevar ropa fresca, para poder soportar el calor que generan los más de 2000 ordenadores que estarán encendidos las 24 horas del día en pleno verano.
  • Colección de camisetas de anteriores TLP Tenerife: si todavía no lo sabías, muchos teleperos coleccionan como reliquias las camisetas de las anteriores ediciones. Incluso, en los últimos años se han diseñado camisetas especiales a quienes ganen torneos o concursos espontáneos. Algunos participantes también llegan a coleccionar las acreditaciones.
  • Un telepero sabe responder a la frase: “Teleperos, ¿cuál es vuestro oficio?”, incluso si alguien lo grita en pleno centro comercial.
  • ¿Dónde está Alan?: los teleperos aún siguen buscando a Alan.
  • Un verdadero telepero conoce lo importante que es saber bailar “Una vaina loca”. ¿Acaso creían que todo trataba de ordenadores y videojuegos?
  • ¡Que no falten las bebidas energéticas!: para sobrevivir al TLP Tenerife los teleperos recurren a las bebidas energéticas como si de ellas dependiera su vida. Para mantenerlas bien frías, llevan neveras de hielo. ¿Y qué se hace con tantas latas? ¡Todo está pensado! Los teleperos planifican con antelación el diseño de espectaculares estructuras elaboradas con latas de bebidas energéticas.
  • Todo telepero tiene una madre o abuela salvadora que acude al Recinto Ferial con suficientes tuppers de comida como para mantener con vida a sus retoños.
  • ¿Carnaval en pleno verano? ¡Para nada!: Los teleperos cosplayers llaman la atención allí por donde van, llevando sobre sí el resultado de horas de trabajo. Incluso, soportan altas temperaturas encarnando a sus personajes favoritos.

¿Estáis listos teleperos?

Telepero una vez, telepero siempre

Autoría: Anabel García Santos