Miguel Antelo: “Es complicado hacerse un hueco permanente en el doblaje”

Miguel Antelo es actor, cantante, director musical y actor de doblaje. Respecto a esta última faceta, cuenta con un montón de personajes de reconocido prestigio como Elmo de Barrio Sésamo, Olaf de Frozen o el dragón Spyro de la trilogía Reignited. Empezó su carrera musical con catorce años y participó haciendo los coros de Pastora Soler en Eurovisión (2012) o interpretando a Peter Pan. Por si fuera poco, entre sus trabajos de director musical destaca Pokémon o Crazy Ex-Girlfriend. El artista estará este año en la TLP Tenerife 2019 por primera vez y espera enseñar todos sus conocimientos sobre sus profesiones y experiencias.

Ha estado relacionado con prácticamente todas las ramas del espectáculo, ¿cuál es la que más le gusta y por qué?

Es imposible elegir sólo una. Todas son muy diferentes y me han aportado mucho aprendizaje y cosas positivas a lo largo de mi carrera. Como actor, lo mejor es poder ponerte en la piel de personajes muy diversos y «jugar» con ellos. Como cantante, la posibilidad de expresarte a nivel musical; emocionarte y emocionar al público. Como director, ser capaz de transmitir tu concepto o visión y dejar tu huella. Como escritor, crear personajes e historias de la nada y conseguir que el público conecte con tu imaginario y tu sensibilidad al plasmar ese universo que has creado.

¿Cuál es la parte más dura del trabajo de un director musical? ¿Y la más positiva?

La más dura es conseguir ser fiel a la letra de la canción original respetando las rimas, los fraseos y las labiales. Es decir, la parte de adaptación de la canción. Es la más compleja, pero también la más satisfactoria. La más positiva: Tener la oportunidad de trabajar con grandes artistas y guiarlos para conseguir el mejor resultado posible.

¿Qué papel repetiría de los que has interpretado como actor en musicales?»

Repetirá con Peter Pan. Es un personaje precioso que me ha reportado muchísimas satisfacciones.

¿Cómo logra hacerse un hueco en el mundo del doblaje?

Es complicado hacerse un hueco permanente. Hay grandes profesionales que llevan en esto toda la vida, y aunque empezar es relativamente fácil porque siempre hay demanda de voces «frescas» y nuevas, lo complejo realmente es mantenerse y poder tener un flujo de trabajo constante que te permita dedicarte a ello a tiempo completo y para toda la vida. En mi caso, empecé trabajando en doblaje de canciones. Al venir del teatro, la transición a hacer papeles de texto fue paulatina y bastante natural. De ahí pasé a alternar mi trabajo como actor en series y películas, con el de director musical y director de doblaje de texto.

¿Tiene algún ejemplo a seguir o alguien a quien admire dentro de la profesión de actores de doblaje? ¿Quién y por qué?

Como comentaba, hay grandísimos profesionales en este sector; muchos de ellos ya son amigos a los que admiro y respeto muchísimo. Podría dar muchos nombres, pero realmente admiro a todos aquellos compañeros que aman su trabajo y que lo hacen con rigor, talento y respeto a la profesión.

¿Cómo se prepara los personajes que desarrolla?

En doblaje no tenemos tiempo previo de preparación de personaje; ya que vemos el material en el mismo momento en que comenzamos a doblarlo. El trabajo hay que haberlo hecho antes, formándonos a nivel actoral para ser capaces de interpretar «lo que nos echen», y siendo capaces de mimetizarnos con el actor original para que la sinergia entre la imagen del actor y tu interpretación sea total y haga justicia al original.

Si alguien quiere dedicarse profesionalmente a ser actor de doblaje, ¿cómo cree que afecta un determinado dialecto como el andaluz o el canario? ¿Limita a la hora de conseguir personajes principales?

Sí limita, ya que salvo contadas excepciones, se precisa de un acento «neutro» para trabajar. Tengo compañeros andaluces y canarios (por ejemplo), que en su día a día hablan con acento, pero son capaces de neutralizarlo cuando están trabajando. Considero que es algo imprescindible para poder acceder a todo tipo de papeles.

Olaf de la película Frozen es uno de los personajes a los que pone voz más representativo, ¿diría que es el personaje favorito al que ha tenido que dar vida?

Es uno de mis favoritos y sin duda el más popular; tuve la inmensa suerte de ser elegido para ponerle voz, y me abrió muchas puertas cuando estaba empezando.

Se declara fan de los personajes de animación, ¿qué tiene de especial o en qué difiere hacer la voz de Olaf o Elmo con respecto a Ron Anderson deThe Walking Dead, por ejemplo?

Desde siempre he sido un gran fanático de la animación, de hecho lo estudié y siempre he querido dedicarme a ello. Por eso, me encanta la idea de poder darle vida a personajes de películas de animación; suelen ser más locos y divertidos, disfruto mucho con ello en el atril. No obstante, para mí el mayor reto interpretativo es doblar actores de imagen real, y hacerlo de una manera honesta y comprometida (sea en The Walking dead, Crazy Ex Girlfriend, Sex education o cualquier otro proyecto). Lo disfruto muchísimo, sobre todo si tengo oportunidad de doblar a grandes actores como Jeremy Jordan, uno de mis favoritos y al que he tenido el placer de doblar en numerosas ocasiones.

De entre todos los ámbitos artísticos por los que se mueve reconoce que el de actor de doblaje es el que le aporta mayor estabilidad, ¿es un empleo muy solicitado?

Digamos que es el que ofrece un flujo de trabajo más constante, dentro de la inestabilidad que supone estar saltando de un proyecto a otro constantemente. En teatro los proyectos son más espaciados y tienen una vida más efímera, generalmente.

En el documental Voces en imágenes muchos actores de doblaje españoles de reconocido prestigio admiten que su profesión está poco valorada, (“Él es la estrella y yo soy la voz”, Pepe Mediavilla) ¿Está de acuerdo con estas afirmaciones? ¿Por qué?

No creo que esté poco valorada, pero creo que no tiene suficiente visibilidad. De siempre se ha dicho que el doblaje en España es de los mejores del mundo, y estoy de acuerdo. Hay una gran tradición y hay grandísimos profesionales, y se trabaja con mucho rigor el tema de la sincronía y los ajustes por parte de los directores, para conseguir que el espectador no se planteé que la voz que está escuchando no es la del actor que está viendo. De hecho, creo que el éxito de un buen doblaje radica en que el espectador no se fije en el doblaje en sí, y sea capaz de entrar en la convención.

Obviamente, los fans del doblaje si están acostumbrados a valorar unas buenas interpretaciones, e incluso son capaces de distinguir quién dobla a cada personaje cuando nos escuchan. Pensado en el público «no entendido», considero que cuando un doblaje está bien hecho, no llama la atención per se, pero obviamente es un trabajo muy complejo y especializado que debería reconocerse y valorarse como se merece.

Su voz es su principal herramienta de trabajo, ¿qué cuidados le da en su día a día?

Dormir bastante y beber mucha agua ¡Poco más!

En cuanto a TLP Summer 2019, ¿qué expectativas tiene del evento? ¿qué espera aportar?

Por lo que he visto es un evento muy grande que atrae a muchísimas personas, tengo muchas ganas de ver el ambiente que se cuece. Me encantaría que hubiese mucha participación en el panel de doblaje, y acercar nuestra profesión a todos los asistentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *