Laura Pastor: «Me gustaría cantar para más proyectos»

El escenario Summer-Con, acogió la actuación en la tarde del pasado viernes 19 de Laura Pastor y Miguel Antelo, actores de doblaje que comparten proyecto en Frozen, Anna y Olaf respectivamente. Los artistas cantaron algunas canciones, no sólo de la película de Disney, sino también se atrevieron con Pokémon e, incluso, Laura Pastor interpretó la versión que ha escrito en castellano de la canción de Miraculous: Las aventuras de Ladybug y Cat Noir. Todo el público se entregó y cantaron a todo pulmón con ellos.

Acto seguido, Laura Pastor respondió para TLP News algunas preguntas sobre su trayectoria y los proyectos que le encantaría realizar. Se trata de una actriz de doblaje y cantante española que da voz a Ladybug, Anna (Frozen), Astrid (Cómo entrenar a tu dragón), Sabrina, Violeta, Álex de Modern Family, entre otras.

¿Cómo te iniciaste en el mundo del doblaje? ¿Siempre quisiste ser actriz de doblaje?

Siempre he querido ser actriz y cantante y no sabía lo que era ser actriz de doblaje, la verdad. Tenía como 10 años cuando, un día, en una agencia donde hacía publicidad, anuncios físicamente, me preguntaron: «Oye, ¿sabes hacer algo más? Pues, sé cantar». Les canté y me dijeron: «Tienes una voz muy bonita, puedes dedicarte a esto del doblaje» y a raíz de ahí empecé a trabajar en publicidad y lo primero que hice fue el anuncio de Tejenova, Furby… Me metí en una escuela de doblaje y lo primero que me salió así importante fue Violeta de Los Increíbles.

¿Cómo es el proceso de doblaje de algún medio audiovisual?

Normalmente nos llaman y nos preguntan por nuestra agenda. Te presentas y, de repente, descubres que es una película, una serie, un videojuego, etc. En ese momento, vas leyendo frasecillas a frasecillas y descubres poco a poco de qué va la película, de qué va tu personaje… De todos modos, el director de doblaje te explica nada más llegar cómo es tu personaje, por qué le pasan estas cosas… Hay veces que nunca te cuentan el final porque a lo mejor implica en que tú, si eres la mala, pues no te lo dicen para que no pongas voz de mala y no te condicione y te metas poco a poco en el personaje.

¿Cuál es el factor más importante, según tu consideración, para que un doblaje sea bueno?

Lo más importante es que cuando tú veas una película no estés pensando en que hay alguien doblando a ese actor. Yo creo que eso es lo más importante, ¿no? Eso es un doblaje increíble, buenísimo.

Te hemos visto en diversos registros: Anna (Frozen), Hermione (Saga Harry Potter), Ladybug o Agente McRisas (Toy Story 4), pero ¿cuál es el que más disfrutas?

Cada uno es muy especial. De todos aprendo algo diferente y la verdad es que de cualquiera de ellos puedo sacar algo que disfruto mogollón. A cada personaje le pongo una parte de mi alma, entonces es imposible decirte de quién disfruto más porque me encantan todos los papeles. Todos me llenan y me hacen crecer como actriz.

¿Algún personaje se te ha resistido?

Yo creo que hay escenas que son más difíciles porque están llorando o gritando. Por ejemplo, cuando empecé al principio, yo no sabía cómo reírme natural y recuerdo que el director de doblaje de Los Increíbles, Lorenzo Beteta, me empezó a hacer cosquillas y, a partir de ahí, aprendí a reírme. Cada personaje tiene un reto ya que, obviamente, llegas desde cero y no sabes de qué va nada.

Claro, partes de una basa en la cuál no tienes ese sentimiento que debes reflejar. Por ejemplo, en la película se te ha muerto un familiar, pero tu, evidentemente, en la vida real no estás sintiendo eso.

Claro, pero sí es verdad que poco a poco, mientras va progresando la película, te vas metiendo más en el personaje. La que más he sentido es Anna de Frozen, sin duda, porque me sentía ella. Ha sido con la que más he conectado porque mi personalidad es muy similar a la de ella.

¿Te has enfrentado a innumerables personajes y has cantado también, ¿hay algún reto que te quede por realizar y te gustaría hacer?

Me gustaría cantar más. No soy la voz de Anna cantando y me encantaría poder cantar para Frozen o para cualquier proyecto de Disney.

Sorprende que actores de doblaje se animen a subirse a un escenario como han hecho Miguel y tu en el escenario Summer-Con, porque no es tan habitual, la verdad.

Tanto a Miguel como a mí nos encanta cantar. Miguel es increíble cantando y ya que vamos pues cantamos y lo disfrutamos.

Por lo que tengo entendido, es otro enfoque totalmente diferente comparado con cantar en doblaje.

Sí, totalmente. No es lo mismo cantar en un escenario que cantar en sala. Cuando tú llegas a cantar en doblaje, entras y escuchas la canción por primera vez.

Bueno, dicen que: ‘Sarna con gusto, no pica’, ¿no?

¡Claro! Yo encantada.

Lo noto super complicado.

Lo más complicado de todo creo que es cuando tú no doblas y cantas, meterte en ese personaje. Cuando un personaje canta, es en el momento que pasó algo heavy, que no lo puede explicar hablando y lo hace cantando. Que de repente llegue un cantante y tenga que meterse en el papel me parece muy complicado.

¿Tienes alguna anécdota curiosa que te haya pasado en los atriles?

La vez que hice la prueba para Hermione en Harry Potter. Era super fan de la saga. Me había leído todos los libros hasta ese momento, me había visto todas las películas… Y cuando llegué a la sala me dijeron: ‘Vienes a hacer la prueba de Hermione’ y yo decía: ‘¿Perdona?’. Me empezaron a explicar: ‘Hermione es una chica así y así…’ y yo decía: ‘¿Por qué me estás hablando de Hermione?’ y me dijeron: ‘Bueno, es que vas a hacer la prueba’, y yo: ‘Espera, que me desmayo’.

Sentiste una responsabilidad impresionante, imagino, ¿no?

Sí, la verdad. Les conté que era muy fan y, en el momento en el que me pusieron la prueba, se me cayeron las lágrimas mientras lo hacía. Era una escena donde Hermione le estaba diciendo a Harry que no se preocupara, que no era su culpa la muerte de Cedric Diggory. Se me cayó la lágrima mientras lo hacía, porque lo sentí como lo había leído en el libro y era como: ‘Qué fuerte… No me lo puedo creer’. Y me acuerdo que escuchaba al director hablar y decir detrás de mí: ‘¡Que está llorando! ¡Es que ha dicho que es muy fan!’.

Es que, en realidad, nada como que te llegue ese mismo sentimiento.

Es que te estás metiendo en su piel. Era mi sueño. Me leía los libros y le decía a mi madre: ‘Mamá, yo de mayor voy a ser Hermione’ y me decía: ‘¿Qué dices, hija? Anda, cállate…’. Una niña pequeña, con 10 años… ‘Vale, mi amor, sí’. Y le dije: ‘Te lo prometo, mamá. Lo sé.’ Lo sabía, porque me sentía también muy identificada con ella. La amaba. La amo. Es el prototipo de mujer luchadora. Creo que es un ejemplo a seguir.

No sé si has llegado a coincidir con Michelle Jenner que le puso la voz a la bruja en la primera y segunda película de Harry Potter. 

Sí, claro.

¿Eso te dio una responsabilidad añadida? 

Obviamente. Era muy complicado llegar y seguir haciendo un trabajo porque dices: ‘Voy a intentar hacer que no haya cambio y que no se note nada’. Es complicado y una gran responsabilidad. Piensas que ojalá le guste a la gente, que ojalá lo acepten y sientan lo mismo que yo estoy sintiendo.  Si es una escena de reír, que rían, y si es una escena de llorar, que lloren. Eso es lo más bonito.

¿Tuviste o tienes algún referente en doblaje?

Obviamente. Hay mucha gente que me encanta, que me vuelve loca. Todos mis compañeros de Modern Family (Laura pone voz a Alex Dunphy). Les amo, les adoro. Realmente son mi familia todos. ‘Peyo’ (Alejandro García. Voz de Phil Dunphy), ‘Logar’ (Juan Logar Jr. Mitchell Pritchet), ‘Piluca’ (Pilar Martín. Haley Dunphy), Ana María Marí (Gloria Delgado-Pritchett), Olga Cano (Claire Dunphy), Abraham Aguilar (Cameron Tucker)… También me encanta mucho Pepa Castro. Es que creo que soy fan de todos mis compañeros.

Entonces te habrá dado un montón de pena que se está haciendo la última temporada de Modern Family.

Obviamente. Es que empecé Modern Family con 17 años o así y claro, voy a cumplir 30. Es muy fuerte. Me da muchísima pena, porque para mí todos mis compañeros de Modern Family son como mi familia. Yo veo a Olga Cano y le digo: ‘¡Hola, mami!’ porque es que es como si lo fuera.

¿Qué recomiendas al principiante en doblaje para que pueda entrar en el mundillo? Con el acento canario, los interesados tendrían que corregir el acento natural para poder tener una oportunidad en doblaje. 

Lo más importante es estudiar arte dramático. Lo demás es algo secundario. Una vez tengas eso, estudiar doblaje en una escuela con profesores que sepas que están en activo y te van a ayudar de verdad. Y luego, tienes que quitar el acento.

¿Darías algún consejo para practicar en casa la dicción? 

Ponerte un lápiz en la boca y leer todo el rato así. Hasta que un día, de repente, haces: ¡Click! Y dices: ‘¡Ahí va! ¡Con esta tontería!’. Y sí. Funciona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *