Esports y el papel de la mujer en TLP Tenerife

El mayor evento de tecnología y nuevas tendencias TLP Tenerife  continúa con las jornadas de TLP Innova. En ellas, se ha contado con la presencia de Diana Hernández, la jugadora de esports profesional de Tekken y perteneciente al equipo canario INtech Tenerife Titans. Su nombre de jugadora es “Princess Namine” y ha conseguido subir al top en diversos torneos. Por ello, ha presentado una charla sobre cómo es ser mujer en el mundo del videojuego profesional, empezando por comentar los inicios de los torneos profesionales y los esports, y finalizando con su experiencia personal en este ámbito cultural.

Los esports son torneos de videojuegos que han tomado la forma de eventos de gran popularidad. Tuvieron su comienzo en el año 2000 en Corea del Sur, y tanto por aquel entonces como a día de hoy sus géneros más comunes son los juegos de estrategia en tiempo real, disparos en primera persona y arenas de batalla multijugador. Asimismo, los juegos más famosos son el League of Legends, Dota 2 y el Counter Strike. Una de las de fechas más destacables ha sido el campeonato “The International” de Dota 2 en 2011, que recaudó grandes cantidades de dinero. 

»Casi siempre que se habla de jugadores de videojuegos profesionales, se habla de hombres y se piensa en ellos, dejando de lado a toda la parte femenina, las mujeres que forman parte del mundo de los videojuegos, que también disfrutan de este mundo y a las que también les gustaría poder dedicarse a ello sin recibir críticas por el hecho de ser mujeres», señaló Hernández. 

Por otro lado, subrayó que de los aficionados mundiales a los videojuegos, el 22% son mujeres, en China y Japón, estos porcentajes corresponden al 30% y 32% respectivamente, y en España, el 29% de los 2,9 millones de aficionados, son mujeres también. »Pese a estas estadísticas, en las competiciones mundiales a penas se encuentran chicas. Esto quizás se deba a los comentarios discriminatorios y las críticas, así como la minusvaloración de su trabajo que sufren todas las mujeres que se dedican profesionalmente al mundo de los videojuegos», explicó la jugadora. 

“Lo que me motiva a seguir aquí es porque quiero luchar por nuestros derechos. Yo quiero demostrar que nosotras podemos. Nosotras podemos y lo vamos a hacer”, terminó por decir Diana Hernández, mostrando su apoyo a todas las mujeres que quieren dedicarse a este mundo de forma profesional, y a todas aquellas que lo hacen y tienen que lidiar día a día con la discriminación que se ejerce hacia ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *