Esports

Esport: de juegos entre amigos a competición y deporte

La competencia en el mundo de los videojuegos existe prácticamente desde su creación. Desde puntuaciones en los arcades que eran como récords coronado por tres letras que había que batir hasta combates entre amigos para decidir quién sería el King of the Iron Fist Tournament, en definitiva, un juego se podía convertir en una plataforma en la cual se decidía quién era el mejor.

Pero lo que en un principio eran piques entre amigos ha ido evolucionando hasta convertirse en competición profesional con una difusión global que cuenta con todos los ingredientes para ser una auténtica industria y un fenómeno de masas (según los datos registrados por Pricewaterhouse Coopers en su informe Global Entertainment and Media Outlook en 2010 el valor del mercado mundial del videojuego ascendió a 56.000 millones de euros y crecerá hasta los 82.000 millones en 2015); patrocinadores, ligas profesionales como la MSL, premios millonarios como el repartido en The International, torneo de Dota celebrado en junio de 2014, que ascendió a más de 10 millones de dólares y un público inmenso, como por ejemplo el registrado en la final mundial de League of Legends en 2014 en el Seúl World Cup Stadium, con un aforo de 45.000 personas, y llegando a 11,2 millones de espectadores simultáneos a través de streaming. Repasamos los acontecimientos que han marcado un antes y un después en el ambiente competitivo.

La primera competición de la que se tiene constancia tuvo lugar en la Universidad de Stanford, California, el 19 de octubre de 1972, en la que 24 jugadores midieron sus habilidades en el Spacewar! el primer juego interactivo de ordenador, en el que controlas una nave mientras intentas destruir a tus enemigos, teniendo en cuenta elementos tales como los pulsos gravitacionales de una estrella en el centro de la pantalla, que te atrae y afecta a la trayectoria de los disparos. El premio para el que se coronara campeón consistía en un año de suscripción a la revista Rolling Stone.

Durante la década de los 90 se suceden algunos torneos importantes como la Nintendo World Championship, que hizo un tour por Estados Unidos haciendo competiciones por ciudades y que luego celebro las finales en el Universal Studios Hollywood en California y el premio para el ganador consistía en 10.000 dólares.

Ya en la década de los 2000 es cuando los e-Sports experimentan una evolución meteórica. A comienzos del milenio, la media de torneos de videojuegos era de 10 al año, en 2010, era de más de 260 anuales, y es en ésta década cuando se fundan los organizadores de torneos más grandes y que aún a día de hoy seguimos viendo como el Intel Extreme Masters que éste año celebra su décimo aniversario al igual que TLP Tenerife, o la Mayor League Gaming.

En 1988 se crea el juego Netrek, que aunque no es el primer juego de internet, es el primero que añade la opción de jugar en equipo por este medio, el primer juego que localizaba servers con partidas en curso y el primero en tener información constante de los jugadores. Es el modelo de todo juego on-line de hoy en día. A partir de 2011, Los E-Sports on-line experimenta un crecimiento enorme, impulsado por el lanzamiento de servicios de streaming encabezado por la plataforma Twitch, ya que ahora todo tipo de contenido puede ser retransmitido en directo por la red, llegando a un público que está creciendo continuamente y a través del medio que más utilizan, convirtiendo así un evento que era de segundo plano en cuanto a difusión, en todo un fenómeno de masas.