En TLP algunos juegan, otros hacen cosplay, Renegados grita, unos pocos duermen en el suelo, Together Alone luce caretas, demasiados se alimentan a base de ramen, y ellos… ¡beben! Puede que no acostumbre a resonar su nombre entre las paredes del Recinto Ferial, pero se encuentran entre los tres clanes más numerosos de esta TLP Tenerife 2015. “Tengo que admitir que somos bastante discretos”, reconoce con modestia Gonzalo, miembro fundador del clan Yo Bebo. “Empezamos siendo diez coleguitas de Icod de los Vinos”, poco a poco fueron invitando amigos y parejas, hasta que han llegado a ser unas cuarenta personas, “estoy muy orgulloso de todos ellos”.

“Nacimos como creo que nacen todos los clanes: un grupo de buenos amigos que vamos juntos a TLP Lan Party”. Yo Bebo es un grupo muy tranquilo y familiar. Como la mayoría de clanes estables cuentan con logo propio, diseñado por Gonzalo, “aunque todos son responsables de que este grupo exista”. Comenzaron en 2012, “somos un clan relativamente joven. En 2014 fue cuando crecimos mucho”. Para entrar en Yo Bebo es imperativo “tener un master en buenrollismo”.  El clan cuenta con “gente de todo tipo, desde los que van a jugar 24/7 –24 horas al día, siete días a la semana– hasta los que van a descargar 24/7, pasando por los que están en TLP SummerCon 24/7. Eso creo yo que es lo bonito, cada cual con su rollo”.

El nombre del clan tiene una historia mucho anterior al nacimiento del mismo. “Fue en primero de la ESO, era el cumpleaños de un compañero de clase y se acercó a decirnos que estábamos invitados a su fiesta. Uno dijo ‘¡pero lleva pibas!’; era lo primordial a esas edades”, reconoce con humor. A todo esto, “un amigo nuestro llamado Álvaro, al que le tenemos mucho cariño, aportó: ‘yo… bebo’”, Gonzalo necesita hacer una pausa para calmar la risa. “Era tan absurdo que se mantuvo como una coña interna mucho tiempo. A día de hoy él no sabe que hay un grupo que ha cogido como nombre su estúpida frase y mejor que siga siendo así…”. Lo siento, Álvaro.

Para Yo Bebo, TLP Tenerife se ha vuelto “una especie de punto de reunión. El evento en sí no es solo sentarse y jugar, es mucho más. Estar con tu gente es lo que lo hace tan divertido, es lo que te hace repetir”. Sin embargo, Gonzalo critica el estereotipo que muchos medios venden de quienes acuden a lugares de este tipo. “Se ha tergiversado la imagen del  jugador de videojuegos convirtiéndola en algo extraño.

Evidentemente no es la clase de persona a la que gustaría aspirar demasiado”.

Gonzalo reconoce que “los mejores momentos son cuando alguno de los nuestros compite”, ya sea “en algo serio o en cualquier espontáneo chorra. En ese momento todos nos volvemos uno, apoyando a nuestra gente a muerte”. También asegura que, aunque de puertas a fuera no armen bullicio, entre ellos se hacen muchas pullas, “en Yo Bebo si no te llevas una bonita foto de tu cara babada durmiendo debajo de la mesa, o es porque tienes mucha suerte, o bien porque cuando vayas al baño probablemente encuentres tu rostro lleno de artísticos dibujos de penes… ante todo madurez”, se ríe.

Un clásico dentro del clan es el Banzai, “es un juego que hacemos entre nosotros en la terraza del Recinto Ferial. Sinceramente no sé a quién se le ocurrió, pero en las quedadas que hacíamos en Icod solíamos pasarnos buenos ratos jugando». Además anima a cualquier telepero de fuera del clan a unirse a sus partidas, «es bastante divertido, las reglas son sencillas, estaré encantado de explicárselas a quien quiera”.

Esta TLP Tenerife 2015 el evento cumple su 10º aniversario, “es fantástico que Innova 7 y el resto de personas que hay detrás de todo esto hayan conseguido que TLP a día de hoy sea reconocida nacionalmente. Para mí es, sin duda, la mejor lan party de España”.