10 años de league of legends

10 años de League of Legends

“Bienvenidos a la Grieta del Invocador”. Ese recibimiento de Runaterra se ha asentado, después de tanto tiempo, en millones de ordenadores alrededor de todo el mundo. En este 2019, League of Legends cumple 10 años desde su lanzamiento oficial y TLP Tenerife ha sido testigo permanente de su evolución. Han sido muchos los torneos, los vencedores y vencidos, alguna que otra pentakill, unos cuantos ks más y, cómo no, Teemo siempre incordiando al personal.

Marc Merrill y Brando Beck se aventuraron a seguir su sueño: crear un pequeño videojuego multijugador. En aquel momento, eran estudiantes de la Universidad de Carolina del Sur y pasaban las horas frente a StarCraft. Tal y como contaron en una entrevista a Polygon, el proyecto, llamado por entonces Onslaught (“Embate” en español) distaba mucho de lo que llegaría a ser. Tanto que estuvieron a punto de cancelarlo porque “era terrible”. De aquella pequeña ensoñación nació Riot Games y su título más reconocido: League of Legends. Lanzado en su estado beta años antes, se estrenó finalmente el 27 de octubre de 2009. Ellos cumplieron un sueño, pero el juego rompió récords.

Al par de años, superó los 10 millones de jugadores mensuales y empezó a asentarse en el sector de los videojuegos. Según las cifras más recientes, hace ya un par de años que superó la barrera de 100 millones de jugadores al mes. Su impacto en la escena de los esports fue tan grande que el género MOBA no se entendería sin su influencia. Aunque no fue el primero (DotA llegó antes), sí que es el que más repercusión tiene. Desde su eclosión, muchos han intentado seguir su estela y, algunos, han caído por el camino (como Paragon, que terminó ante el éxito descontrolado de Fortnite). Para muchos, League of Legends es el título que marca el antes y el después en la escena competitiva junto con otros nombres ya clásicos como Counter Strike.

Aunque haya pasado tanto tiempo, el juego sigue evolucionando y el equipo no para de introducir ajustes y retoques para refrescar la experiencia. Al comenzar, solo había unos escasos 50 luchadores; ahora hay más del triple, cada uno con sus particularidades y con un estilo tan propio y definido como los primeros. No obstante, para aquel que sigue jugando Singed empieza a notarse un poco desfasado. Cuestión de tiempo. Escuchar constantemente a la comunidad y actuar para resolver sus problemas es un elemento diferencial del título. Quizá, una de sus claves para haber llegado tan lejos.

De la mano con TLP Tenerife


Por aquella época en la que salió, TLP Tenerife se llamaba Tenerife Lan Party y estaba, curiosamente, incentivada por nada más que un grupo de amigos. En su camino hasta convertirse en uno de los encuentros tecnológicos más importantes de España, la Grieta del Invocador ha tenido siempre un hueco destacado en el evento.

«LoL llegó a TLP Tenerife con un torneo espontáneo organizado en la zona Lan», recuerda Marina Martín, la coordinadora de gaming del evento. En los años siguientes, tuvo sitio junto a la ESL e incluso la LCS hasta su irrupción con Island of Legends. A pesar de que «antes jugaba todo el mundo» y el alcance se ha ido reduciendo por su «profesionalización» y la aparición de equipos, sigue siendo uno de los juegos más reclamados por todo el mundo. Es un título que ha explotado junto a TLP Tenerife.

En pocas palabras, la coordinadora explica que es «el torneo que nunca falla: siempre tiene una participación y una audiencia muy buena. Es la apuesta segura». La relación entre la apuesta MOBA de la precoz Riot Games con TLP Tenerife lleva ya 10 años siendo fructífera.

League of Legends pasó de ser un pequeño proyecto universitario de dos compañeros a ser la referencia global dentro de los esports. Las inspiraciones principales de Merrill y Beck eran los mapas de StarCraft y Warcraft III, pero también se basaron en la experiencia de la comunidad de DotA. Desde esos pequeños pasos en un apartamento de Hollywood, el juego ha pasado a ser, gracias a sus continuas actualizaciones, una experiencia medida hasta el extremo. Esa era una de las metas que se habían propuesto con el nacimiento de Riot Games, aunque nunca pensaron que cobraría tal magnitud

Nunca falla, League of Legends es la apuesta segura

Marina Martín

Con los años, el título fue apareciendo en la escena competitiva hasta convertirse en el gran referente de los esports. Además de su sistema clasificatorio, el MOBA destaca por su múltiples ligas regionales y sus constantes torneos. League of Legends World Championship, su mayor reclamo competitivo, es una competición de colosal y se sigue en todo el mundo. Sus mejores jugadores ya son parte de la historia de los deportes electrónicos y, gracias a su importancia y carisma, se celebra en torno a ellos su propio All-Star.

A medida que el juego fue cambiando, también fue ganando terreno en TLP Tenerife. En la pantalla se muestran grandes jugadores, partidas cargadas de tensión y también rezuma la diversión mientras los interesados llenan las gradas mientras comentan las mejores jugadas o insultan al Teemo de turno. Tanto ahí como en TLP Weekend, League of Legends es uno de los mayores reclamos. Por los eventos han pasado fantásticos jugadores y equipos. Entre ellos, ASUS ROG Army, Movistar Riders, Th3Antonio o Pepiinero. Sus torneos, además, son de lo más estimulante y su relación es tan estrecha que Island of Legends forma parte, incluso, del Circuito Tormenta y acogió también una jornada presencial de LCS en 2014 y la fase final de University Esports Masters en 2018.

https://www.youtube.com/watch?v=gJvSibISUO0

“Originalmente, planeamos ser solo diseñadores, no construir una empresa tan grande de publicación”, confesaron en su momento Merril y Beck. Sin embargo, Riot Games destacó tanto gracias a League of Legends que fue absorbido por Tencent Holdings, una multinacional de China que se ha convertido en una de las mayores empresas del mundo. ¡Quién se lo iba a decir a aquellos estudiantes!

Desde 2009 el mundo ha dado muchas vueltas. El juego online ha terminado de asentarse, los esports han surgido como un estallido que no parece que vaya a retroceder, League of Legends ha pasado de ser una bola de nieve al Everest y la TLP ha seguido la misma dirección mientras se daban la mano por momentos. Y todo lo que está por venir, quién sabe si por otros 10 años, pinta de la misma manera. Solo hay una cosa que, a ciencia cierta, no va a cambiar: Teemo seguirá incordiando al personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *