Manuel Galiana - Ponente TLP Tenerife 2016.
Manuel Galiana: “El cine de animación es una familia bien avenida”
Por el 22 Jul, 2016

Manuel Galiana es uno de los animadores veteranos más destacados del ámbito español. Ha trabajado en una amplia variedad de producciones de animación, como por ejemplo Anastasia de 20th Century Fox Animation; Spirit de Dreamworks Animation; o Chico y Rita, una película española dirigida por Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando.

Asiste a TLP Tenerife 2016 como ponente de TLP Innova para compartir sus conocimientos y experiencias en su carrera profesional.

– ¿Cómo decidió que el cine era su profesión?

“Es un poco tópico. Cuando vi Bambi por primera vez, con seis años, ya quería hacer aquello. Pero siendo tan pequeño, no lo relacionas con lo que es el cine. Empecé a dibujar y me di cuenta de que el cine de animación también es cine y, a partir de ahí, empecé cómo pude. Yo provengo de una carrera técnica. Cuando pude, entre estudio y estudio, aprendí todo lo que pude de cine y dibujé todo lo que pude también.
>>Hice mi primera película en el Ejército, una película técnica de un cañón antiaéreo. Fue mi primer contacto con profesionales. A partir de ahí tienes que aprender un oficio, entonces es duro y se tarda, pero es como todo. Tú te puedes expresar con colores, con líneas, cuando dominas la herramienta. Cuando no dominas la herramienta, pues tienes que aprender. Yo aprendí de los clásicos.”

– ¿Cuáles fueron sus influencias?
“Pues, como todo el mundo, Disney. Los clásicos. Especialmente Bambi. Lo mismo que todo el mundo. Esto no ha cambiado nada.”

– ¿Qué opinas del estigma que existe sobre el cine de animación “solo para niños”?

“En esta etapa de mi vida busco otros caminos diferentes. Creo que la animación, como el arte gráfico, no es solo para niños. Las últimas películas en las que yo he trabajado son para adultos. Llevo muchos años ya en esto, cuarenta y siete, y lo que veo es que necesitamos gente nueva, savia nueva, savia joven, pero que no sea de la animación. Tenemos ilustradores y artistas gráficos aquí en España por todas partes, de un nivel internacional muy grande. Pues vamos a abrirles la puerta. Ahora la tecnología nos da posibilidades de expresión que antes no teníamos. Antes, técnicamente había cosas que no podías abordar o que eran muy costosas. Ahora la tecnología nos permite hacer esto, ¡pues aprovechémoslo!. Abramos otra puerta.
>>El problema está, cómo siempre, que la animación no es un cine barato. Para hacer largometrajes comerciales es un producto caro, por lo que juntar la financiación ahora mismo es difícil. Es difícil ya para una película familiar, que tienes el retorno del dinero casi asegurado. Arriesgar el dinero en una película de animación para adultos; los productores son reacios porque no se sabe lo que va a pasar. El público todavía no acepta que la animación sea para adultos, para niños… Es el artista el busca el target de su obra.”

– ¿Qué opina de que se considere la animación un género en lugar de un recurso?
“Es otra de las lacras que arrastra el cine de animación. A parte de que las historias generalmente son cine familiar. Los diseños son todos preconcebidos, todo el mundo dibuja igual, las mismas historias. Por ese camino no vas a ningún sitio. Es cine y puedes contar con otro diseño, otras historias. Puedes hacer películas de animación de terror, por ejemplo.
>>Bueno, esto a tu generación no le habrá llegado, pero la bruja de Blancanieves marcó a muchos niños porque les daba mucho miedo. La imagen de la bruja. Fue quizás un icono de los mejores villanos que ha tenido Disney. En mi generación y las posteriores, marcó. Así que, ¿por qué no puedes explicar una historia con animación? Es un recurso, una técnica al servicio del cine. “

¿En qué estado se encuentra la animación  en España?
“Ahora todo el mundo dice que está en la edad de oro. Y sí, ahí hay unas cuantas películas que respaldan esa afirmación. Por ejemplo, Tadeo Jones o Atrapa la bandera. Hay que valorar cuánto dinero han recaudado estas películas para el cine español. Ahoraa se está vendiendo bien, pero yo creo que los profesionales, en perspectiva de hace unos años, hemos perdido un escalón. Desde los años setenta a aquí, en España se ha bajado un escalón, se gana menos dinero. El profesional, quiero decir. Y no te digo nada si salen fuera.
>>Se están comentando los 100 años de la animación española, la edad de oro de la animación española, porque según la gente está ganando mucho dinero. Sin embargo, desde mi punto de vista, los profesionales hemos bajado. Yo he viajado mucho, he trabajado por medio mundo, en España también; pero lo que no entenderé nunca es que en una película en Europa, con el mismo presupuesto que en España, los profesionales cobren tres veces más. Nadie me lo explica eso.”

– De su trayectoria, ¿qué trabajos han dejado un mayor recuerdo en su memoria?
“Viéndolo en perspectiva, miro con cariño cosas que cuando yo las hice no les daba la importancia que ahora les doy. Ahora me gusta mucho decir que he trabajado en Tom y Jerry, en Los Picapiedra. Los recuerdos después de tantos años me enternecen.
>>Luego, también recuerdo a la gente, porque la animación es una profesión muy difícil. Tendría que pensar ahora para encontrar gente borde, que los hay, pero si me preguntas tendría que pararme a pensar nombres. En general, tendría que decir que es una profesión de buena gente. Guardas buenas amistades, eso es lo bueno del cine de animación. Es una pequeña familia bien avenida.”

Sobre el autor
Carolina de León
Carolina de León
Estudiante de Periodismo y bloguera. Autora de 'Filmando en 3,2,1...' (www.filmandoen321.blogspot.com). Entomóloga de nuevas tendencias. Con el corazón de un vikingo y el alma de un Totoro.