_ROB6283
La suerte, requisito indispensable para triunfar en las redes
Por el 15 Jul, 2016

“Esos pibes de Internet” se lee en el monitor de la sala de TLP Innova en el Auditorio de Santa Cruz de Tenerife. Esos a los que muchos conocen, pero que seguramente tu madre habrá visto de casualidad en un vídeo viral de Facebook. Son los viners, aquellos que cuentan historias de seis segundos mediante la plataforma Vine. Son Gazz, Nekodificador y Lili, tres viners con más de 100.000 seguidores en esta red social. “Es lo que dijo un amigo de mi padre sobre mí y me pareció perfecto para la charla”, explica Gazz, un creador de contenido autóctono de las islas.

_ROB6286
Lili y Gazz durante su conferencia en TLP Innova. Foto: Roberto Greciano

Todos empezaron a contar historias en la plataforma como un pasatiempo más. “Lo mío es la educación realmente”, explica Lili, “pero me encanta hacer vídeos”. Poco a poco, gracias a la fama que han ido adquiriendo, ese hobby ha llegado a convertirse en una profesión. “Tengo el orgullo de decir que llevo unos meses viviendo exclusivamente de esto”, explica Gazz, que se ha vuelto muy famoso sobre todo en las islas. 

_ROB6285
Gazz y Nekodificador durante la conferencia en TLP Innova. Foto: Roberto Greciano

Para dedicarte a la creación de contenido, lo que necesitas es mucha suerte, asegura el canario. Sin embargo, los viners ofrecen algunos consejos para conseguir realizar un contenido de calidad en la aplicación. “A ver, deja de grabar y piensa”, es el primer consejo que nos dan. Ten claro primero lo que quieres hacer antes de seguir adelante. “Haz algo que te guste y, cuando lo sepas, ve a por ello”, aconseja Lili. Según los creadores de contenidos, este consejo es el que hará que tus vídeos tengan mejor calidad. Es así como abogan por la naturalidad, por hacer aquello que “te salga de dentro”. “Cuando cuentas algo que tiene un guión, suena falso”, explica Nekodificador. Sin embargo, siempre puedes recrear alguna situación que te haya sucedido y hacerla más divertida.  

Han dejado claro, que la supuesta distancia que existe entre ellos y otros influencers, y el público no es real. “Sin nuestros seguidores no podríamos haber conseguido nada”, asegura Lili. “El público condiciona el contenido y el contenido condiciona al público”, apunta Nekodificador. Es esta la razón, por la que los tres coinciden en que prefieren estar a gusto con lo que hagan y controlar el contenido. 

También avisan de que hay que ser conscientes de “a quién” se dirigen, especialmente cuando son menores. Al final y al cabo, tienen una responsabilidad que cumplir, y no pueden hacer sus vídeos “de cualquier manera”. Esto tiene que ver también con la publicidad que se les ofrece hacer. “No podemos hacer contenidos que tengan un carácter muy  publicitario porque el público nos acabará rechazando, tanto a nosotros como a la marca”, explica Gazz.

Y llegó la hora de hablar de cómo conseguir beneficio en una red social como Vine.  En principio tendremos tres formas: el product placement, el branded content y el patrocinio. Si necesitas un diccionario, como necesitó Lili la primera vez que le hablaron de estos términos,  todo este palabrerío se refiere a aquellos vídeos en los que insertas el producto, en los que hablas de la marca y aquella en la que te dan la oportunidad de acudir a eventos. “Sé que mis seguidores no quieren ver publicidad”, asegura Gazz, “por eso lo que hago es crear un contenido en el que si quitaras el producto siguiera funcionando”.Sin embargo, los tres aseguran que realmente lo que quieren la marcas es formar parte de lo que están haciendo estos creadores de contenido, sin que cambien su forma de ser por hacer una publicidad.

 

Sobre el autor
Vero Pavés Lorenzo
Comunicadora científica. Escritora y amante de la ciencia, la tecnología, el mundo audiovisual y los videojuegos preciosos...todo con un toque de heterocromía iridium