Juan Vs. Arturo. Fuente: Roberto Greciano
Los ‘Todopoderosos’ desentrañan la cultura de series de TV en TLP Innova
Por el 16 Jul, 2016

Este sábado 16 de julio se celebró en la zona de TLP Innova una actividad llamada “Juan Vs. Arturo”, donde Juan Gómez-Jurado, novelista y periodista debatió frente a Arturo González-Campos, locutor y guionista. Ambos, buenos amigos y colaboradores del podcast Todopodersos realizaron un “enfrentamiento”, que tuvo lugar en una sala del Auditorio Adán Martín, y que se caracterizó en todo momento por un toque de humor que los dos ponentes le quisieron dar.

La jornada consistió en ofrecer sus puntos de vista en diversos temas, donde la atención se centró en las series e Internet. De este manera, la primera serie objeto de comentario fue El Coche Fantástico. Para ambos, este tipo de productos de televisión, emitidos a partir de la década de los 80 y los 90 son complicados de llamar la atención en este momento. Para González-Campos se trata de productos que tuvieron su momento pero que ya están desfasadas. Gómez-Jurado coincide en este caso con él, añadiendo que le da mucha pena y nostalgia que esto ocurra: “El Coche Fantástico nos construyó una infancia. Lo que tu y yo somos ahora se lo debemos David Hasselhoff”, añade a modo de broma.

Los dos ponentes analizaron la evolución de esta industria hasta la actualidad. Para Juan Gómez-Jurado las series sufrieron un cambio en la década de los 90, debido a en esa etapa la televisión se adentra en su 3ª Edad de Oro: “Todo arranca con Expediente X.” The -Files, conocida así en Estados Unidos, es un producto televisivo que pertenece al género de la ciencia ficción, creada por Chris Carter. A partir de ese momento, la cadena de televisión estadounidense HBO comenzó a emitir algunas series como Los Soprano o The Wire: “Fueron series que no vio mucha gente porque en el momento en el que salieron en una cadena que no conocía nadie”, comenta Gómez-Jurado. Además, destacan la importancia de 24, una serie de televisión creada por Robert Cochran y Joel Surnow, que tiene una gran influencia por conseguir llegar a un público masivo.

Un aspecto que ambos ponentes resaltan es el elemento de anunciar cuando dura cada serie. Antes los creadores de los productos televisivos anunciaban la duración de cada uno de ellos, de modo que los consumidores no vivían con la incertidumbre de saber cuanto le queda a cada uno.

Juan Vs. Arturo
Juan Gómez y Arturo González. Fuente: Roberto Greciano

La gran diferencia que los dos observan, en comparación con lo que actualmente se puede ver, es que las series más antiguas seguían siempre una misma línea que nadie se atrevía a romper. Un claro ejemplo que Juan Gómez-Jurado expuso fue la conocida serie Los Simpsons, donde los personajes no cambian ni evolucionan sino que siguen en la misma etapa, y donde solo desaparecen algunos que no son importantes. Al contrario, las más recientes se arriesgan con elementos más innovadores como alterar el trascurso de historia con la muerte de personajes.

Tanto Arturo González-Campo como Juan Gómez-Jurado consideran que Perdidos (Lost) ha conseguido innovar. “J.J. Abrams llega y crea Perdidos, desafiando el lenguaje televisivo”, comenta Gómez-Jurado. “Lo que hace Perdidos es dar un salto de calidad increíble, además, sucede algo importante y es que empieza a consumirse vía Internet”.

A todo esto, añadieron la importancia de la aparición de Internet. Este fenómeno ha permitido, tal y como ellos comentaron, la posibilidad de que personas con afinidades similares puedan reunirse. A pesar de que esto es una de las mejores ventajas que este medio ofrece, en el sector del cine, las series o cualquier otro, tiene sus contras, como dijo Juan Gómez-Jurado: “en el contexto de las series se produce una pérdida de sorpresas”, a lo que Arturo González Campo rebate con: “aunque eso se ha perdido hemos ganado en información. Ahora te puedes nutrir de ella”.

Además, destacaron que la comunidad de Internet, en ocasiones, ayuda a mantener vivas las series debido a que muchas veces aparecen pero no se siguen uniformemente, por lo que la cadena se plantea cancelarla. Cuando esto ocurre, los fans a través de Internet lanzan campañas para impedirlo. Por otro lado, se comentó que Internet convierte al consumidor de series en “coproductores” puesto que, a través de este medio los usuarios consiguen que hacer que un producto le guste a otras personas.

Finalmente, Arturo González-Campo destacó que en España “siempre opina el que está en contra, por miedo a ser idiota”. Asimismo, ambos consideran que se debería comenzar a opinar a favor de aquellas cosas que gustan ya que no es nada malo

Sobre el autor
Fátima Tapia
Fátima Tapia
Estudiante de Periodismo. Escritora a tiempo parcial y amante de la poesía. Pequeña padawan, futura jedi.