Elena Neira
Elena Neira: “En redes sociales eres lo que compartes”
Por el 16 Jul, 2016

En esta edición de TLP Tenerife 2016 hemos tenido el privilegio de contar con la presencia de Elena Neira en nuestro espacio de TLP Innova. A través de esta entrevista hemos podido conocer un poco más su percepción del mundo de la comunicación y sus inquietudes como profesional.

Consultora de marketing, de redes sociales y nuevas tecnologías, Elena Neira ha sabido hacerse un hueco en el nuevo mundo virtual. Es licenciada en Derecho y Comunicación Audiovisual, pero hoy en día investiga qué está ocurriendo con los medios audiovisuales, su cambio ante la aparición de Internet y las plataformas virtuales sociales. En su blog La otra pantalla así como en sus libros: El espectador social. Las redes sociales en la promoción cinematográfica. (2003) y La otra pantalla. Redes sociales, móviles y la nueva televisión. (2015), recoge sus impresiones.

¿Cómo surgió la idea de dedicarse al marketing online y las redes sociales?

“Casi fue fruto de la adversidad, yo trabajaba en 2009 en una distribuidora de cine en el momento en el que la industria estaba empezando a tener un colapso generalizado. Por eso, la empresa en la que estaba cerró. Pero gracias a los contactos que había hecho me di cuenta de que había trabajo. Muchas empresas pequeñas que necesitaban trabajos puntuales para estrenos y, cuando supieron que me había ido de allí, me empezaron a llamar. Así que intervino un poco el factor casualidad. De esta forma empecé a trabajar en el tema de las redes sociales, que ya me gustaba mucho”.

¿Qué es lo que más le gusta del mundo de la comunicación?

“Las redes sociales, y lo que las envuelve, alimentan al monstruo de la curiosidad. Si eres curioso, como es mi caso, si no te gustan nada las zonas de confort y te gusta estar continuamente aprendiendo, el área de lo digital es el idóneo, más ahora que estamos viviendo una época de transición constante en el que la única constante es el cambio”.

¿Cómo es el día a día de una consultora de marketing que tiene que estar continuamente informada?

Tengo una rutina bastante estricta por las mañanas, cuando me levanto tengo unos agregadores de noticias, estoy conectada a unos 30 o 40 medios de comunicación. Cada mañana desayuno mirando lo que ha pasado: si Facebook ha aumentado el tamaño de los vídeos a 4 mini gibas, o si Twitter de repente admite X en acceso  o si, por ejemplo, Snapchat lanza memories y se pueden guardar snaps. Al final, se hace un trabajo, no puedo no estar informada. Es un poco como ponerse los sombreros de las casas de Harry Potter, un sombrero para un cliente y otro sombrero para otro. Trabajo, además, en sectores muy transversales, pues toco cine, teatro, televisión, libros, etc. La verdad es que no me aburro”.

¿Cuál es la red social que más utiliza?

“Para el trabajo, sobre todo a la hora de documentarme, Twitter. Es la red social en la que más seguidores tengo y en la que más me gusta informarme. Me parece una de las redes sociales más frescas. Sin embargo, la que más me divierte y que más consumo, en general, es Snapchat“.

¿Qué opina sobre el éxito de Snapchat y cómo está cambiando la estructura de comunicación?

“Snapchat se basa en un fenómeno, que se lleva produciendo desde hace 5 años, que es la atención de pez. Todo transcurre de una manera tan rápida y tan fugaz, que cada vez es más difícil mantener el umbral de atención por períodos más prolongados de tiempo. Redes sociales como Snapchat, presumen por ser diferente, ofrecen una experiencia en la que no te creas un perfil y no tiene un concepto acumulativo de huella social. Ahora ha lanzado memories, que permiten subir contenido desde la galería, entonces se va pareciendo más a otro tipo de redes sociales. Lo que es cierto es que Snapchat es una red social revolucionaria, donde está ahora mismo la masa de casi todos los millenials y todos los creativos digitales, sencillamente porque no quieren estar en las redes sociales en las que están sus padres. El mundo de las redes sociales cambia muy rápido, y probablemente dentro de dos años saldrá otra red social que lo pondrá todo patas arriba. Lo bueno de las redes sociales es que, incluso las que están muy consolidadas como Facebook o Instagram, pueden hacen un cambio que no es bien aceptado, o que no crecen a pesar de tener una gran masa de usuarios, como en el caso de Twitter. Al final cada una está encontrando su sitio y el reto es ver cómo enfrentan el largo plazo. Snapchat, tiene aún pocos años de vida como para poder evaluarla, a mi me divierte mucho personalmente”.

¿Qué opina de la nueva figura del prosumer que tenemos actualmente, es decir, cómo los usuarios han dejado de ser pasivos para crear contenido?

“Estamos ante un tipo de cultura participativa en el que en la audiencia se ha descartado, en el que hay una multiexperiencia muy clara a la hora de consumir contenido. Ahora la gente consume contenidos a la carta, selecciona qué quiere ver y cuándo lo quiere ver. A pesar de ello, sigue habiendo mucha audiencia que no lo hace de esta forma. Por ello, estamos ante una transición que no termina de completarse en el que hay muchos consumos audiovisuales, y donde esa persona que busca  qué ver, dónde, cómo y cuándo verlo, lo reclama como si fuese una libertad inalienable”. 

¿Qué opina del impacto que tienen las redes sociales sobre las personas, en sus relaciones sociales y con el entorno que las rodea?

En redes sociales eres lo que compartes, esa es la máxima. En las redes eres una versión ultra mejorada de ti mismo, la más guapa, la que come mejor, la que va a los sitios más cool. Se trata de filtrar tu vida a partir de instantes. Esto es un concepto acumulativo de identidad. A mi, las redes sociales me han aportado muchísimo, me han dado trabajo y una perspectiva diferente, pues me han permitido romper las barreras propias de mi generación. Yo soy de generación X, no soy millenial, viví el mundo analógico. Me han dado muchas oportunidades, pero si es cierto que yo tengo todavía los pies anclado en lo que es el pasado y las relaciones personales. A pesar de que tuve una etapa de mucha euforia de compartir cosas, ahora me he dado cuenta que ahora soy mucho más celosa de mi intimidad y vigilo mucho lo que comparto. Creo que en la medida en la que no contamine tu propia percepción del mundo y no te impida experimentar de verdad lo que se está viviendo, no me parece mal fotografiar un plato o una playa, me parece algo muy bonito. Pero esto es algo muy difícil de evaluar, porque no sabemos hasta qué punto las personas que utilizan el mundo digital ven los límites y levantan de verdad la mirada del móvil”.

Sobre el autor
Sara Ibaceta
Sara Ibaceta
Publicidad y RR.PP | Habladora compulsiva | Vikinga |“Lo que llamas amor fue inventado por tipos como yo para vender medias” Don Draper.